¡Trata a los demás como te gusta que te traten a ti!

Actualizado: 31 de dic de 2020

Algunos llaman a esta frase la regla de oro, yo la llamo filosofía de vida.


Alguna vez te pasó que te levantaste de mal humor, saliste con una nube negra encima y desde el señor de la estación de gasolina, el de la cafetería, el del súper mercado y hasta todo aquel con el que te encontraste ese día te trató un poco mal?


A mí me pasó y varias veces. En los últimos ya no se cuantos años, tuve momentos oscuros, de muchísima tristeza, frustración, engaño, manipulación, mentiras tras mentiras, mucha soledad; fueron días, meses y quizás años muy duros en los que la mayor parte del tiempo me encerraba en mis pensamientos no importa en donde ni con quien estuviera, si estaba manejando o comprando algo, yo simplemente estaba ahí haciendo las cosas en automático mientras mi mente no paraba de pensar en mis problemas y de cómo eso me hacía sentir, honestamente creo que eso era lo que me hacía tener “Resting bitch Face”... el tema es que al salir de casa con esa mala actitud la situación se tornaba algo incomoda y esto me estaba pasando muy seguido.


Un día me levanté distinto, con una increíble energía y envidiable sonrisa que ni yo misma había notado que podía tener, nada cambió a mi alrededor, todo lo que me estaba pasando simplemente seguía ahí... lo único que cambió fue mi actitud y con ello no te imaginas el maravilloso día que tuve, todo el mundo me sonreía, me trataba con respeto, compartí risas con personas que aunque veía a diario nunca jamás había hablado, fue tan pero tan genial que al día siguiente decidí hacer lo mismo, me llene de una energía tan maravillosa que he llegado a pensar que ya no tengo “Resting bitch Face”.


También me ha pasado en algunas oportunidades en que por más feliz que estaba en ese momento, alguien con mala actitud logró desencajarme y hacer que volviera a ese estado negativo de antes, pero ya no más, ahora la diferencia es que logro darme cuenta de su actitud e intento (si aún lo intento, no es fácil pero se puede) que no me afecte y casi como un juego mental trato de sacarle una sonrisa a esa persona, es increíblemente satisfactorio cuando realmente hago que esa persona se ría y cambie de inmediato su actitud, créeme te sientes mejor contigo y en el proceso ayudaste a alguien al menos por unos minutos.


Lo que intento decirte con todo esto es que si aplicas esta filosofía de vida: “trata a los demás cómo quieres que te traten a ti” de alguna forma te liberas de muchas cargas diarias innecesarias, tú comunicación con los demás mejora en un 100% y además obtienes puras vibras positivas.


Quiero hablarte también de la empatía, palabra muy nombrada últimamente, tiene mucho que ver con la compasión y con ponerte en los zapatos del otro, pensar que esa persona tiene sus propios problemas y está lidiando con ellos cada segundo al igual que tú con los tuyos, la empatía te permite saber cómo reaccionar de la forma correcta ante esa persona que tienes enfrente. Pero cuidado, no tienes que ser empática por simple educación, la verdadera forma es intentar serlo porque realmente lo sientes y al tenerla también como filosofía de vida te ayuda en todo el proceso de vivir con base al amor y te conviertes de a poco en la persona feliz que siempre has deseado ser.

Formulario de suscripción

©2020 por Resilient - Maury Rios Brullo.net.